Bodegón fiebre y calor ROK 2017 

Fiebre y calor medicinal

Pensados para todos

Desde el termómetro digital de infrarrojos, pensado expresamente para los más pequeños, hasta el termómetro clásico de cristal ahora ecológico sin mercurio, para los que prefieren el termómetro “de toda la vida”. La gama de digitales incluye un modelo de punta flexible y otro rígido y además son resistentes al agua. Por las baterías no hay que preocuparse: tienen una vida de más de 100 horas de uso.

Especialmente en invierno, los productos para dar calor terapéutico ocupan un lugar prioritario. Son productos sencillos y tradicionales –como las bolsas de agua caliente o las almohadas térmicas eléctricas calientacamas– que continuamos utilizando por su gran efectividad y sentido práctico.

Y para tener todo bajo control nuestro tensiómetro digital de muñeca.